Pollo Relleno de Jamón y Queso

  • Pollo Relleno

  • Pollo Relleno al Horno

  • Pollo Relleno de Jamón

  • Pollo Relleno de Carne

  • Pollo Relleno Thermomix


  • "Pollo Relleno de Jamón y Queso"

    Receta de Pollo Relleno de Jamón y Queso


    Disfruta de un riquísimo pollo relleno de jamón y queso con esta receta que te mostramos a continuación. Te explicamos paso a paso toda la preparación para que puedas prepararlo sin ningún problema y sorprendas a tus comensales con este plato.

    Ingredientes:

    - Un pollo deshuesado
    - 400 gramos de jamón york
    - 200 gramos de queso Gouda en lonchas
    - 200 gramos de queso Havarti en lonchas
    - Dos huevos cocidos
    - Una pastilla de caldo de pollo
    - Pimienta negra molida
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen




    Preparación:

    A la hora de preparar esta receta de pollo relleno de jamón y queso lo más conveniente es emplear un pollo entero deshuesado, algo que siempre os recomendamos, pero en especial para este tipo de relleno, que una vez hecho queda muy vistoso a la hora de servirlo, por las capas de queso y jamón con las que se rellena el pollo. Si se emplea un pollo con huesos no se consigue ese mejor aspecto, aparte de que el relleno no se podría servir al mismo tiempo al quedar únicamente metido entre la carcasa interior del pollo.

    Si no sabes deshuesarlo tú mismo, recurre a tu carnicería habitual para comprarlo ya deshuesado, donde en ocasiones los tienen ya listos para vender o bien podrás encargarlo deshuesado. Es posible que tenga un coste mayor comprar el pollo deshuesado que entero, pero si no sabes hacerlo en casa, merece la pena pagar un poco más, ya que así te aseguras de llevarte el pollo bien deshuesado, para poder rellenarlo bien y cerrarlo fácilmente, algo fundamental a la hora de meterlo en el horno para cocinarlo.

    Aunque el pollo venga ya limpio, es recomendable siempre limpiarlo bien antes de rellenarlo, para dejarlo sin los restos que pudiera tener tras deshuesarlo, así que lo limpiamos bajo el grifo tanto por fuera como por dentro, y después lo dejamos escurrir del todo antes de salpimentarlo por el interior y por el exterior. Ahora vamos a proceder a rellenar nuestro pollo deshuesado, para lo que emplearemos un par de huevos cocidos, que habremos preparado previamente para tenerlos ya cocidos y pelados. También vamos a preparar el jamón york y el queso en lonchas que introduciremos en el pollo para rellenarlo.

    Podemos emplear el queso que queramos, pero la mezcla que os proponemos está realmente rica, os recomendamos probarla. Con paciencia y con cuidado vamos a ir metiendo las lonchas de estos ingredientes dentro del pollo, intentando rellenarlo por completo, no solo el centro, sino también los muslos huecos, para lo que os recomendamos hacer paquetitos de queso y jamón york y meterlos bien dentro. En el centro del pollo colocaremos los dos huevos cocidos y seguiremos rellenándolo todo hasta que quede el pollo totalmente relleno y bien prieto, que la piel quede bien tensa.

    Las cantidades indicadas en la lista de ingredientes son orientativas, ya que dependiendo del tamaño del pollo podremos necesitar algo más o menos de lo indicado. Cuando hayamos acabado de rellenar el pollo vamos a cerrarlo por completo, tanto la zona de arriba del cuello como la parte inferior, lo que podemos hacer con palillos de dientes o bien con hilo de cocina y una aguja especial, según necesitemos. Es importante dejarlo bien cerrado porque a la hora de hornear el pollo relleno si se abre el mismo se pueden salir los ingredientes sobre todo el queso, que se fundirá con el calor.

    Una vez cerrado lo untamos un poco con aceite de oliva, para que se dore bien y lo colocamos en una fuente apta para el horno. Diluimos una pastilla de caldo de pollo en un vaso de agua y vertemos el mismo en el fuente y precalentamos el horno a 180ºC, para meter la bandeja cuando llegue a esa temperatura, entonces metemos el pollo y dejamos cocinar entre 65 y 75 minutos más o menos, tiempo que variará dependiendo del horno y también de lo grande que sea el pollo relleno, por lo que es un tiempo orientativo.


    Cuando tengamos el pollo bien hecho y con buen color por todos lados, lo sacamos del horno y dejamos templar a temperatura ambiente, así al enfriarse se compactará todo el relleno con la carne del propio pollo, lo que nos permitirá poder cortar el pollo relleno de jamón y queso en rodajas sin que se nos rompan las mismas, manteniéndose el relleno bien prensado. Una vez se haya cortado en rodajas lo calentaremos antes de servirlo, y si lo acompañamos con unas patatas fritas como guarnición, nos quedará un plato realmente rico y completo, que seguro que te encantará y sorprenderá a tus comensales.